miércoles, 18 de julio de 2018

LLEVA FUNDACIÓN MARK ALEGRÍA Y ESPERANZA A NIÑOS Y JÓVENES CON CÁNCER


Fundación Mark IAP, constituida legalmente desde el 2006 ante la Junta de Asistencia Privada del Estado de México (JAPEM), atiende, a través de sus ludotecas ubicadas en cinco hospitales, a mil 200 niños y adolescentes de escasos recursos, en tratamiento por cáncer.
Esta organización tiene, entre sus objetivos, acondicionar, ambientar y operar espacios designados por los hospitales para convertirlos en lugares de recreación y potenciar la actividad lúdica como un recurso creativo, educativo y cómodo.
Esto durante la estancia hospitalaria de niñas, niños y adolescentes que padecen cáncer, acción a la que se ha sumado la JAPEM, mediante la entrega de donativos en especie como son juguetes y materiales didácticos.
“Hace 12 años la vida de Mark se apagó debido al cáncer, pero dejó un legado de alegría y esperanza para quienes como él padecen esta enfermedad.
“A la edad de seis años Mark fue diagnosticado con leucemia, recibió durante dos años intensos tratamientos y mientras los enfrentaba pensó que los niños con cáncer no tienen por qué renunciar a su esencia ni mucho menos tienen que dejar de jugar o aprender”, externa, Sonia Zuani Grimaldo, Presidenta y Fundadora de la institución.
 Señala que la fundación, la cual trabaja de la mano con JAPEM, organismo sectorizado a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesem), busca ampliar el mundo soñado por Mark a todos los hospitales que atienden a menores con cáncer y lograr que el juego sea entendido como una experiencia emocional que fortalece el espíritu.
Así, se han extendido por el país ludotecas llamadas “El Mundo de Mark” llevando alegría a menores del Instituto Nacional de Pediatría en la Ciudad de México, de los hospitales Infantil de México “Federico Gómez”, de Alta Especialidad del Niño en Villahermosa, Tabasco, y en el Centro Médico ABC Observatorio, a través del Seguro Popular.
Además, en Toluca, Estado de México, en el área oncológica del Hospital del Niño donde son atendidos un promedio de 50 menores y adolescentes de entre cero y 17 años.
Sonia Zuani Grimaldo señala que los jóvenes que padecen cáncer requieren mayor fortalecimiento, debido a que enfrentan una etapa de transición psicológica y biológica, donde presentan cuadros de depresión profunda, así como un incremento de sentimientos negativos como frustración, ira y estrés, derivado de los largos periodos de hospitalización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario