viernes, 23 de junio de 2017

EL CESOP, OFRECE RESULTADOS DE ENCUESTA TELEFÓNICA POR EL ROBO DE COMBUSTIBLE


El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), dio a conocer los resultados de la encuesta telefónica nacional, realizada durante junio de 2017 y ofrece los siguientes resultados.

La población encuestada sitúa aquellos estados de la República Mexicana donde existe el robo de combustibles, entre los más mencionados son: Puebla ( 40.4%), Veracruz (24.6%), Estado de México (13.2%), Jalisco (8.7%), Hidalgo (7.9%), Tamaulipas (7.2%), Michoacán (7.1%), Guanajuato (6.9%), Tabasco (5.7%), Guerrero (4.0%), Ciudad de México (3.8%), Chiapas (3.7%); el resto de los estados obtuvieron menos del 3% de menciones.

Al solicitarles su opinión sobre cuál consideran que es la principal razón del incremento de tomas clandestinas hasta en 1,800% entre los años 2006 y 2014: el 27.1% opina que es por alza en el precio de los combustibles, 16.2% cree que es la corrupción/complicidad/colusión, 10.2% manifiesta que es a causa del desempleo, 87% lo adjudica a la incompetencia de las autoridades, 7% afirma que es por la falta de vigilancia de los ductos, 5.8% considera que se debe a la crisis económica, 4.4% a la delincuencia organizada, 3.8% por obtener dinero fácil, 3.2% a causa de la pobreza, 2.8% por la impunidad, 1.0% que se debe a los bajos salarios, 0.9% lo adjudica a la pérdida de valores, 0.6% asegura que es fácil el acceso a los ductos, 0.4% manifiesta que se debe al incremento del dólar, y 7.9% No Sabe.

El 57.8% de la muestra considera que los dueños de las gasolineras están involucrados con los grupos que realizan robo de combustible, 27.2% no cree que estén involucrados, y 15.0% No Sabe/No Contesta. Entre las principales razones por las que los dueños venden combustible robado, destacan: 52.1% la corrupción, 13.4% porque lo permiten las autoridades, 12.2% porque es más económico, 7.1% por estar coludidos, 6.4% porque son obligados, 3.1% porque no saben que es robado y 5.6% No Sabe/No Contesta.

Después de darles una breve introducción sobre lo que significa la palabra “huachicoleros”, 74.7% afirma que los huachicoleros están protegidos por las comunidades, 15.9% no lo cree y 9.4% No Sabe/No Contesta. • En cuanto a qué tanto está coludido el Sindicato de Pemex con los huachicoleros, 56.2% manifiesta que sí está coludido, 26.6% señala que no, y 17.2% No Sabe/No Contesta. En lo que compete a qué tan involucrados están los altos funcionarios de Pemex con los huachicoleros, 61.2% lo afirma, 26.3% considera que no están coludidos y 12.4% No Sabe/No Contesta.

El CESOP destaca que 83.1% de los encuestados manifiesta estar dispuesto a comprar combustible robado a bajo costo, 10.4% no lo compararía y 6.4% No Sabe/No Contesta.

Con base en lo anterior, 76.0% manifiesta que no deberían cancelarles definitivamente las licencias de distribución y funcionamiento a las gasolineras que vendan combustible robado, 20.3% sí lo señala y 3.7% No Sabe/No Contesta. Sin embargo, 88.1% cree que los dueños de las gasolineras que sean descubiertas vendiendo combustible robado merecen ir a la cárcel, 6.6% piensa que no deberían ir a la cárcel y 5.3% No Sabe/No Contesta.

Al preguntarles cuántos años de prisión darían a quienes pongan en peligro la vida de ellos y sus comunidades por robar gasolina en una toma clandestina, entre las principales respuestas destacan: 16.2% 10 años, 15.2% 20 años, 9.2% 50 años, 8.9% 5 años, 7.1% 15 años, 6.1% 30 años, 3.1% 40 años, 4.2% 100 años, y 14.1% No Sabe/No Contesta.

El 74.7% no ha escuchado hablar de las sanciones impuestas de prisión a quien robe combustible, incluyendo al arrendatario y propietario del predio donde exista una toma clandestina, 23.0% sí conoce las sanciones, y 2.3% No Sabe/No Contesta

Se le comentó a los encuestados que el pasado 28 de abril la Cámara de Diputados aprobó el dictamen en donde aumentan las sanciones, que van desde 4 a 25 años de prisión, para todos los involucrados en el robo de combustible, 66.7% desconoce esta información, 31.6% sí estaba enterado y 1.8% No Sabe/No Contesta.
El 55.1% está enterado de que obstaculizar una investigación de robo de combustible es sancionado con la cárcel, 43.3% no tiene conocimiento y 1.6% No Sabe/No Contesta.

El 83.2% cree que las autoridades saben en dónde se ubican las tomas clandestinas, 11.4% considera que no saben su ubicación y 5.3% No Sabe/No Contesta.

Además, 13.3% afirma que las acciones del gobierno federal para combatir a los huachicoleros han sido suficientes y adecuadas, 77.7% las considera insuficientes e inadecuadas y 9.0% No Sabe/No Contesta. • A este respecto, 92.6% considera que el Gobierno Federal debería realizar una campaña informativa sobre el robo de combustible y sus consecuencias penales en participar en ello, 5.1% no cree necesaria una campaña informativa y 2.3% No Sabe/No Contesta.

Entre las estrategias que mencionan los encuestados que debe implementar el Gobierno para evitar el robo de combustibles destacan las siguientes: o Mayor vigilancia de la red de combustible (26.1%) o Aplicación de leyes y sanciones severas (13.3%) o Bajar el precio de los combustibles (10.1%) o Castigar la corrupción (8.9%) o Campañas de información y concientización (7.6%) o Exámenes de control de confianza al personal (4.9%) o Mayor investigación del robo de combustible (2.9%) o Creación de empleos (2.6%)
El 98.3% de los encuestados tiene conocimiento de que cuando se fuga la gasolina en las tomas clandestinas puede ocasionar incendios y explosiones nocivas para el medioambiente y su seguridad, mientras 1.7% desconoce esta información.

El 76.0% considera que los huachicoleros están coludidos con el crimen organizado, 10.3% no cree que estén coludidos y 13.7% No Sabe/No Contesta.

En opinión de los encuestados en cuanto a qué tanto los huachicoleros comparten lo recaudado en sus robos con las autoridades públicas, 44.9% cree que mucho, 28.8% manifiesta que algo, 9.8% opina que poco, 4.6% considera que nada y 12.0% No Sabe/No Contesta.

El 78.0% de los entrevistados afirma que el petróleo es de todos los mexicanos, 20.1% responde que no y 1.9% No Sabe/No Contesta.

En este tenor, 81.6% de los encuestados cree que el robo de las gasolinas que realizan los huachicoleros afecta mucho al patrimonio nacional, 7.2% considera que lo afecta mucho, 4.3% afirma que es poca la afectación, 3.0% señala que no afecta en nada, y 3.9% No Sabe/No Contesta.

El 93.3% manifiesta que es injusto que los huachicoleros sigan operando, 3.4% le parece justo y 3.2% % No Sabe/No Contesta.

En lo que respecta a que se pudieran evitar los robos de combustible, 51.7% afirma que de ser así nos venderían la gasolina más barata, 43.6% no cree que sería más barata y 4.8% No Sabe/No Contesta.

En lo que respecta a qué tan ajena se encuentra la policía a estos grupos de huachicoleros, 76.8% de la muestra manifiesta que la policía es parte de la organización, 8.4% afirma que la policía es ajena a estos grupos y 14.8% No Sabe/No Contesta.

En tanto, si el total de los encuestados tuviera que elegir entre denunciar a los huachicoleros o recibir una gratificación por parte de ellos, 72.7% denunciaría, 2.4% recibiría una gratificación, y 24.9% No Sabe/No Contesta.

Se le cuestiona a la población de encuestados sobre quién debería controlar o enfrentar a los huachicoleros, las respuestas fueron: el Ejército 44.4%, la Policía Federal 24.2%, el Ministerio Público 3.1%, la Policía Local 11.9% y 16.3% No Sabe/No Contesta.

Finalmente, al cuestionarle a la muestra sobre quién considera que es el responsable del incremento del saqueo de los ductos de gasolina: 11.7% cree que es Pemex, 27.9% opina que es el Gobierno Federal, 4.4% el Gobierno Local, 2.8% las Policías, 0.6% el Ejército, 33.4% el Crimen Organizado, 4.6% otros, y 14.7% No Sabe/No Contesta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario