viernes, 7 de abril de 2017

DESDE EL AIRE OTRA MATANZA ANUNCIADA


Vía Germán Arango
Estados Unidos está matando más personas civiles en Siria que todas las demás fuerzas juntas. Así lo dice un informe estadístico de la radio pública de ese país (NPR, por sus siglas en inglés).
Ahora, digo, el peligro más grande de la intervención contra el régimen de Bashar Assad es el riesgo de que se salga de las manos, arrastrando a los Estados Unidos a intervenir más profundamente en el conflicto sirio de lo que estaba planeado, haciendo de la ya increíblemente compleja y sangrienta guerra algo incluso peor.
Cualquier intervención del calibre del que lanzó hoy sobre Siria al bombardear con 59 misiles Tomahawk, de alto impacto y radio de alcance, también conlleva el riesgo de matar a los soldados rusos que están en Siria ayudando a Assad, lo que podría provocar un conflicto directo con ese poderoso enemigo nuclear.
Por otra parte, y en general, eran obvias las acciones de Estados Unidos y sus aliados, y quedan reflejadas en que su proyecto, consistente en la estigmatización bajo la etiqueta de que estaban utilizando armas químicas estaba fracasando, igual a lo que sucedió en Irak con las famosas “armas de destrucción masiva”. Al mismo tiempo, es un hecho comprobado y reconocido que los componentes de las armas químicas habían sido encontrados ya en manos de los terroristas en Mosul (Irak), así como en la provincia siria de Idlib y en el norte de Siria.

GAU

No hay comentarios:

Publicar un comentario