jueves, 23 de marzo de 2017

NOCHIXTLÁN A NUEVE MESES DE LA MASACRE

Por Salvador Díaz
Les juro, en las fotos se veía el calor, no sé, así lo sentía... Oaxaca, Oaxaca, se percibe la alta temperatura en su nombre, pero no, equivocación absoluta, frío de huesos mordientes, Ni Toluca ni Perote, ni Amecameca, aquí si hace frío, Y luego la pinche terminal sin puertas, estación camioneril anti pobres, anti borrachos, anti chupirules, Apareció la nostalgia por esas terminales calientitas de antaño por todo el país, llenas de humanidad, baños gratis y la gente durmiendo despatarrada sin ser molestada, Aquí no, puto neoliberalismo sin ternura alguna, sin misericordia,
Son las 4.45 de la mañana, vengo a no sé qué, pero vengo en medio de cantantes y teatreros, una brigada artística de talentos comprometidos con el cambio social, Estamos ya en la Asunción, Nochixtlán, Oaxaca, Lugar de la Grana Cochinilla, ese oro rojo habitante de los modestos nopales, tan diferente a la sangre derramada ese trágico día de criminales y canallas,
Ayer a las 3 de la tarde me habló por feis mi amiga Amelia Escalante (Ameliana Zapata, le dije despuesito), Vamos a Nochixtlán, Salvador, ¿Queeeé?, le digo, Sí, iba ir Tonatiuh a cantar pero está muy enfermo y pues me sobra un boleto, ¡Híjole¡, tengo albañiles en mi casa, y problemas con el archivo de mi periódico, Entiendo, me dice, Y sí, era cierto, pero el gusanito de mi conciencia me empujó a decir Piénsalo mejor, En dos horas te resuelvo, le dije a la Violeta Parra mexicana, Esperé a mija Doro para preguntarle si se hacía cargo de la casa, Vete, me dijo mijota,
No tardé ni media hora en hablarle a Amelia, ¿De dónde salimos? ¿A qué hora nos vemos?, le pregunto, Jajaja ¡¡¡eso!!!!, de la TAPO a las 11:15, en la isla, enfrente de ADO, me dice Amelia, Ta güeno ai nos vemos, y ai nos vimos, Ahí nos reunimos una excelente cantante de jipjop y rap, Amenic Mc Poetika, Jesús Gabriel Jiménez de Chimalhuacán, trovador, Ernesto Dzul, teatrero, cletero y chapinguero pacabarla de amolar, jeje, Manuel, su compa de Amelia y yo,
Llegamos a Nochixtlán con esa temperatura de la chingada, en esa terminal similar a un frigorífico de carnicería, Amelia me prestó una cobijita como de bebé para paliar el cortante Himalaya lacerante de mi piel, un rato estuvimos ahí para trasladarnos una hora después en dos taxis a Radio Combativa, la radio libre de Nochixtlán,
Pensaba el local de la radio como un remanso al frío, pero nones, situado al fondo de un taller de hojalatería sin puertas ni ventanas, con una cabinita de transmisión sin puertas ni ventanas, llegamos a otro refrigerador donde medio reposamos un rato, Cuando llegó Sergio, un chavo bien alivianado, a avisarnos del desayuno en el CETIS del municipio, ya había salido el sol y estábamos como lagartijas recibiendo los rayos del alba arriba de la azotea, con un airecillo gélido,
Antes del desayuno Amelia me presentó con Santiago un dirigente del movimiento nochixtleco, baleado hace unos días y herido de bala el 19 de junio de 2016 donde murieron ocho militantes en las protestas contra la contrarreforma educativa peñanietista, Entrevisté a Santiago Ambrocio, así es su apelativo, después de desayunarme, por cierto él ya me conocía por mis documentales, Se escenificaba un encuentro nacional de los medios libres y radios comunitarias, puros chavos y chavas, algunos de ellos ya con las ínfulas de vedets, En eso mis compañeros se fueron no sé a dónde, y yo sin saber a dónde dirigirme, A las 11 vi el anuncio de un homenaje a las víctimas en la famosa Vulcanizadora Reyes,
Arribé a las 10 y media: absolutamente nadie, Aproveché para intentar entrevistar al talachero, apenas balbuceó unas palabras negándose a la plática en video, Seguí filmando, ahora los carros quemados, una decena, rastros de la refriega y la represión, reviví nuevamente las terribles escenas, Iba ya caminando de retorno cuando se acercaban algunos chavos de los vistos en el CETIS, A cuenta gotas fueron llegando más compañeros y familiares de los victimados, cuando retorné al lugar, ya había medio centenar de gentes, a eso de las doce comenzó el pequeño homenaje verificado ahí mes tras mes, en la carretera, Filmación, fotos, breves discursos, De regreso en una bamboleante camionetita voy al centro de Nochixtlán donde se realizará un acto político/ cultural, a nueve meses de la represión,
Ya para entonces me percaté de la disminución de la pila de mi cámara, se trataba de economizar la energía, Filmé a Amenic, la primera en presentarse, no conocía de su talento y facilidad para agitar, Luego siguió Ernesto Dzul con un emotivo monólogo despertando simpatías y provocando algunas lágrimas, entre discursos de los maestros de la CNTE quienes celebraban su congreso sindical,
Siguió Jesús un guitarrero de Chimalhuacán, más discursos, luego un poema de Dzul, posteriormente participó La Oveja Negra, una rapera muy buena y muy simpática, continuó una maestra jubilada con excelente discurso inicial pero su prolongación ahuyentó a más de uno, tras de ella Santiago el dirigente con un verbo esplendoroso, Al final, como corolario, sostuvo la atención de los presentes y aún jaló a muchos dispersos, Ameliana Zapata, como la rebauticé, jeje, Amelia Escalante quien poco a poco ha conseguido un buen cartel, Cantó desde las "Barricadas de Cherán “a algunas clásicas del canto latinoamericano, y después de varias "¡otra, otra, otra!", muy buen acto cultural, relativamente breve y muy ágil, de ai nos fuimos a la Combativa, donde ya estaba lista la comerecua y la beberecua, Yantamos como a las seis, nos congregamos más de medio centenar de famélicos comensales
No faltó el mezcalito, motor del buen ánimo y las risas genuinas, y ¡pulque!, sí pulque, 20 litrotes, y al finalizar la tertulia, sólo quedaban como cuatro porciones de a litro, bueno hasta ai me fijé, porque yo también veía medio doble, jeje, circuló una botella grande de refresco, albergue fugaz del sabrosísimo mezcal, Mientras, me transferían el material filmado en el día de la represión, con la promesa mía de realizar un documental sobre Nochixtlán.
A las 12 de la noche, cerca, emprendimos el regreso, en el viaje más intenso y fugaz vivido por este su SS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario