jueves, 9 de febrero de 2017

LA CARTA MAGNA COMO VEHÍCULO DE LLAMADO A LA UNIDAD NACIONAL

–EPN
Nuestra Carta Magna también incorpora las aspiraciones más profundas y permanentes del pueblo mexicano: la justicia social, el derecho a la educación, y la equidad en las relaciones laborales, señaló.
Han cambiado algunas formas y varias de sus instituciones, pero no los valores que le dan vigencia a la Constitución. Nuestra Ley Fundamental se ha transformado, porque la realidad nacional también ha cambiado, subrayó.
Queremos que nuestra Constitución y nuestras leyes acerquen más la justicia al ciudadano, queremos que faciliten la mediación y la conciliación entre las partes, y queremos que ofrezcan soluciones oportunas a los conflictos ordinarios en cualquier comunidad, dijo. Para todos es claro que el Centenario de la Constitución ocurre en una coyuntura difícil. Vivimos momentos cruciales en que se han conjuntado desafíos del exterior con retos del interior, indicó.
Cerremos filas para alcanzar las más altas aspiraciones políticas plasmadas en nuestra Ley Suprema, para lograr una convivencia pacífica y civilizada, fincada en la fraternidad, la igualdad y el respeto a los demás, expresó.
Al encabezar la conmemoración del Centenario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que nuestra carta Magna incorpora “los valores de soberanía, libertad y justicia, de democracia e igualdad que nos han inspirado, que nos han orientado y nos han unido a través del tiempo”. “Ahí están también las aspiraciones más profundas y permanentes del pueblo mexicano: la justicia social, el derecho a la educación y la equidad en las relaciones laborales”, añadió. “Sigamos avanzando con base en los valores y las aspiraciones contenidos en nuestro proyecto de nación”, subrayó.
En el evento, realizado en el Teatro de la República, el Primer Mandatario señaló que la esencia de nuestra Constitución trasciende épocas. “Han cambiado algunas formas y varias de sus instituciones, pero no los valores que le dan vigencia. Nuestra Ley Fundamental se ha transformado, porque la realidad nacional también ha cambiado”. Destacó que nuestra Constitución “se ha fortalecido para responder a las necesidades de nuestro tiempo; se ha renovado, para aprovechar mejor las oportunidades. Entre cambio y permanencia, entre modernidad y tradición, está la fortaleza de nuestro dinámico proceso constitucional”.
Mencionó que “nuestra Ley Suprema se ha reformado así, para mejorar la educación de nuestros niños y jóvenes, para incorporar a la población al desarrollo tecnológico. Se ha transformado para impulsar la competencia en sectores estratégicos del desarrollo nacional, para ponernos al día y destacar en el mundo. Se ha mejorado, para institucionalizar la transparencia, el combate a la corrupción y la rendición de cuentas”.
El Titular del Ejecutivo Federal puntualizó que “nuestra Carta Magna también se ha enriquecido para lograr una justicia más pronta y expedita, más confiable, cercana y eficaz, en la vida de los mexicanos”, y precisó que en esa ruta surge el decreto promulgatorio que hoy firmó, en materia de Justicia Cotidiana.
“Queremos que nuestra Constitución y nuestras leyes acerquen más la justicia al ciudadano; queremos que faciliten la mediación y la conciliación entre las partes; y queremos que ofrezcan soluciones oportunas a los conflictos ordinarios en cualquier comunidad”, expresó.
Todos estos avances, continuó, “retoman el espíritu de los constituyentes de 1917: hacer de la norma un instrumento para mejorar la vida diaria de los mexicanos”.
El Presidente Peña Nieto aseguró que “para todos es claro que el Centenario de la Constitución ocurre en una coyuntura difícil. Los paradigmas sociales, económicos y políticos a nivel internacional, están cambiando aceleradamente. Los sentimientos de frustración, temor e incertidumbre se han extendido y agudizado en todos los continentes, ante un contexto cada vez más volátil y más complejo”.
Afirmó que este ambiente de desencanto y de preocupación “es también un llamado de atención para nuestro país. Hoy nuestra Nación, como pocas veces en su historia reciente, está a prueba. Vivimos momentos cruciales en que se han conjuntado desafíos del exterior, con retos del interior”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario