jueves, 26 de enero de 2017

EN TORNO AL "TIO TOM " BARACK OBAMA


Por Juan Carlos Castrillón

El presidente número 44 del imperio en franca decadencia es un tipo inteligente, decididamente carismático, maquiavélico. En lo personal, incluso podría decir que me simpatizaba-a pesar del nefasto yugo que representa-. Su sonrisa encantadora, su atractiva esposa, y sus adorables hijas pasarán a la historia como el rostro ameno de la explotación y la violencia. En su esmirriada figura queda clara la capacidad del Capitalismo para "renovarse" (cosméticamente, por supuesto), engañando al populacho, y darle gato rabioso por cándida liebre. No creo que su victoria en las urnas haya sido un triunfo para las minorías de su país, todo lo contrario. A pesar de su intrínseco racismo, el sistema pudo comprobar desde Condolezza Rice hasta Colin Powell , que los afroamericanos eran buenos tecnócratas, muy capacitados para cuestiones militares, políticas, y hasta diplomáticas; y, en esta lógica belicista, empezaron a utilizarlos como caballos (en el sentido Troyano) o toros de guerra ( a mi gusto más bien burros, mulas o bueyes). En este sentido la figura de Obama me recuerda un certero párrafo escrito por el narrador Cubano Alejo Carpentier en su fundamental novela El Reino de Este Mundo, que transcribo íntegro, para combatir la hipócrita y banal "corrección política":
Todos los intentos de protesta habían sido acallados en sangre. Andando, andando, de arriba a abajo y de abajo a arriba, el negro comenzó a pensar que las orquestas de cámara de Sans-Souci , el fausto de los uniformes y las estatuas de blancas desnudas que se calentaban al sol sobre sus zócalos de almocárabes, entre los bojes tallados de los canteros, se debían a una esclavitud tan abominable como la que había conocido en la hacienda de Monsieur Lenormand de Mezy. Peor aún , puesto que había una infinita miseria en lo de verse apaleado por un negro, tan negro como uno; tan belfudo y pelicrespo, tan narisñato como uno; tan igual , tan mal nacido, tan marcado a hierro, posiblemente como uno. Era como si en una misma casa los hijos pegaran a los padres, el nieto a la abuela, las nueras a la madre que cocinaba.
El futuro laboral de "Tío Tom"(término aplicado despectivamente a los negros serviles al poder dominante por su propia comunidad en lucha, y tomado de la tristemente célebre novela La Cabaña del Tio Tom de Harriet Beecher Stowe-supuestamente el segundo libro más vendido del siglo XIX- donde describe a un dulce, estoico e insoportable sirviente de color que cumple todos los caprichos de sus amos) Obama está asegurado. Su prestigio es absolutamente nulo; a pesar del oximoronesco premio Nobel "de la Paz"que le fue otorgado en el 2009; más bien una pésima broma ultrasangrienta para los pueblos, masacrados, reprimidos y explotados por ódenes del Señor Presidente, gerente del complejo político-económico-militar que por lo pronto aún devasta nuestro planeta.
Para despedirlo como se merece, quiero dedicarle entrañablemente la siguiente traducción del poderoso blues del gran autor-proscrito en los EUA, por cierto-J.B. Lenoir, llamado Vietnam Blues, al flaco Obama:

Vietnam Vietnam, todo el mundo está llorando por Vietnam
Vietnam Vietnam, todo el mundo está llorando por Vietnam
La ley todos los días está Matándome en Mississippi, y a nadie parece importarle un carajo.
Oh Dios, si puedes escuchar mi oración ahora, por favor ayuda a mis hermanos en Vietnam.
Oh Dios, si puedes escuchar mi oración ahora, por favor ayuda a mis hermanos en Vietnam.
Los pobres muchachos luchan, matan y se ocultan todos en agujeros,
Tal vez están matando a su propio hermano, ellos no saben
Señor Presidente, siempre lloras por la paz, pero debes limpiar tu casa antes de irte
Oh, cómo lloras por la paz, pero debes limpiar tu casa antes de irte
¿Cómo puedes decirle al mundo que necesitamos la paz, y tú todavía maltratas y matas a mí pobre gente?


No hay comentarios:

Publicar un comentario