jueves, 17 de noviembre de 2016

REFLEXIONES DE RAÚL TREJO DELARBRE


Ante la sorpresa, el desencanto, la incertidumbre por el resultado de las elecciones para presidente de EU.
1. Esta es de esas noches que vamos a recordar toda la vida. El asombro, la tristeza, la perplejidad, quizá el temor, acompañarán esa memoria.
2. Como sucede siempre ante las grandes tragedias, más que explicaciones tratamos de encontrar culpables. Los encuestadores, el FBI, Peña Nieto…
3. Pero la votación en Estados Unidos muestra sobre todo a un pueblo dividido prácticamente por la mitad. 
4. Trump y Clinton representan paradigmas opuestos. Proteccionismo / apertura moderada, fanatismo / tolerancia, discriminación / multiculturalismo.
5. Esos polos estuvieron representados por dos candidatos diferentísimos. El voto por Trump sólo se explica si recordamos las dificultades…
6….económicas aunadas a la construcción de un adversario. Ese enemigo fue México. La intolerancia y el racismo favorecieron esa visión.
7. La mayoría en EU se sintonizó así con las tendencias conservadoras que tienden a imperar en el mundo. Del Brexit, a Trump.
8. Los medios ayudaron a construir la candidatura de Trump. Luego mucho abominaron de él. Ya era tarde. 
9. El alma reaccionaria y fundamentalista que radica en la mitad intolerante se identificó con Trump a pesar de sus evidentes limitaciones.
10. Clinton, por su parte, a pesar de su experiencia política no suscitó suficiente entusiasmo. Pesaron más desplantes y chantajes de Trump.
11. Ya habrá tiempo y elementos para el balance. Ahora necesitamos saber qué hacer. A la Casa Blanca llega un personaje inepto y demagogo.
12. Habría que esperar que los segmentos racionales en el Partido Republicano y la mitad de ciudadanos que no votaron por él puedan acotarlo.
13. Pero mientras tanto México debe prepararse para tiempos difíciles. Aunque sean inverosímiles hay que tomar en serio las amenazas de Trump.
14. Ello exige cabeza fría pero también voluntad y decisión. Necesitamos nueva e inteligente diplomacia. Una economía abierta a más mercados.
15. Si se hicieran cargo de esta emergencia, los partidos políticos tendrían que afianzar coincidencias en temas básicos para actuar juntos.
16. Es difícil esperar que nuestros políticos se comporten ahora como estadistas cuando han hecho lo contrario. Pero eso es lo que hace falta. Eso es lo que hay que exigir.
17. La sociedad mexicana se encuentra más dividida que nunca. Esta emergencia tendría que conmoverla para encontrar puntos de cohesión.
18. Son buenos deseos, pero sobre todo necesidades para enfrentar las nuevas condiciones que plantea la llegada de un bárbaro a la Casa Blanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario