miércoles, 21 de septiembre de 2016

LA PERSONALIDAD DE TIN TAN, ESTÁ VIGENTE EN EL MERCADO


Por Rocío Alejandra Ayala Pimentel

Rebelde sin casa, el hijo desobediente…, mejor conocido como Tin Tan, Germán Valdés, nació con estrella hace ya un siglo. La versatilidad de su trayectoria artística, lo hizo famoso actor, cantante y comediante mexicano. Predilecto de varios autores como Luis Alcaraz, quien dijo que la mejor interpretación de ‘Bonita’, la realizó Tin Tan.
Como actor de doblaje también, le dio voz al gato O’Malley de ‘Los Aristogatos’, incluso al mismísimo Baloo en ‘El libro de la selva’, ambos personajes de películas de Walt Disney. 
Los primeros años de su niñez, los pasó en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde se familiarizó con el movimiento de los Pachucos que dominaban esa época en E. U., con ese atuendo de trajes holgados y resplandecientes, de pantalones de pliegues en la cintura y valencianas estrechas como tubo, sacos largos, de amplias solapas y grandes hombreras, corbatas anchas y  sombreros de fieltro; influencia jazzista cien por ciento, sobre todo por la semejanza en sus condiciones de vida. . Su trabajo en la radiodifusora local XEJ, lo animó a darle vida al personaje del Pachuco. Joven que no era ni mexicano, ni gringo, sino latino de ascendencia mexicana, con un espanglés que acuñó como su propio lenguaje. Un sector que la sociedad miraba con desprecio, pues no afirmaba nada, ni defendía nada, excepto su exasperada voluntad de ‘no-ser’. Sin embargo, José Agustín, en su libro La contracultura en México, los define como un grupo de jóvenes “llenos de vida y querían expresarse; se defendían a sí mismos, pero también defendían la libertad de ser”.
El pachuco como personaje, recibió fuertes críticas por grandes personalidades como José Vasconcelos Calderón y Octavio Paz; y la misma suerte tuvo para ser defendido públicamente por Salvador Novo y José Revueltas.
Tin Tan fue el mexicano escogido por The Beatles para formar parte de la portada de su disco “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Ban”, invitación que rechazó para que su lugar lo ocupase el típico Árbol de la Vida.
Para México, Tin Tan vino a ser como ese intermediario entre los pachucos y la sociedad, imponiendo en el centro del país, al pachuco como una moda, cuya influencia permanece hasta nuestros días, una prueba de ello la tenemos en bandas como “Maldita Vecindad”, “Elefante”, “El Pacto”, entre otras. Así como entre jóvenes adolescentes que gustan vestir ropa casual de moda (jeans y unos vans) y le agregan ese toque contracultural de la corbata y el sombrero, como rechazando las modas, lo impuesto por el “buen vestir” pero reivindicando su libertad de ser. Otro dato curioso, es que Germán Valdés, sin proponérselo, es también ícono de la mercadotecnia de algunas panaderías en el centro del país. Al menos en una docena de municipios mexiquenses, ya sea de mañana o por la noche, es común escuchar la canción ‘El Panadero’, tema que fue utilizado en la película ¡Ay amor, cómo me has puesto! (1950).

No hay comentarios:

Publicar un comentario