miércoles, 17 de agosto de 2016

MATICES DE LA IZQUIERDA: CUMPLEAÑOS NOVENTA DE FIDEL CASTRO Y 60 ANIVERSARIO DE LA CAMARADERÍA ENTRE EL CUBANO Y EL PROFESOR CARLOS HANK GONZÁLEZ


Por: Rocío Alejandra Ayala Pimentel

Mientras que todo el mundo celebró con júbilo el cumpleaños feliz de Fidel Castro, los desmemoriados, hicieron a un lado, los hechos que delatan una camaradería entre el cubano y el profesor Carlos Hank González, el odiado político mexicano priista, famoso por los eventos que ejecutara en aquellos ayeres, ¿su brazo derecho? ¡el negro Durazo!
Corruptelas de ayer y hoy, siguen en voga. Triquiñuelas y perdones facciosos, siguen siendo el pan de cada día.
En cierto modo, resulta vulgar la izquierda que se vanagloria en los ideales de un líder político como Fidel Castro y que se olvida, que en nuestro país, estuvo apadrinado él y sus disidentes por un polémico personaje.
Aquí la referencia de la nota: “Durante su estancia en México Fidel Castro le pidió a CARLOS HANK GONZÁLEZ un lugar para preparar a sus combatientes para la Revolución cubana.
Fidel le pidió a Hank un lugar que se asemejara a la cadena montañosa en la región suroriental de Cuba, en las provincias de Granma y Santiago. Días después Hank recibió un reporte confidencial de sus allegados. De acuerdo a las necesidades de Fidel y sus huestes sugerían un paraje en las faldas del Nevado de Toluca; como segunda opción se le ofreció a Fidel unos terrenos cercanos a Ixtapan de la Sal. Ninguno de estos parajes convenció al mítico comandante, hasta que por fin se decidió por un lugar cercano a Chalco, la Hacienda de Santa Rosa, a la que vio como el lugar ideal, pues en ese entonces la zona se encontraba alejada de la mancha urbana y estaba rodeada de cerros.
Mientras tanto, informes de la CIA reportaban a Washington y La Habana sobre los movimientos de Fidel Castro y sus hombres en territorio mexicano. Incluso el dictador Fulgencio Batista envió esbirros para asesinarlo”.
Anécdota (ratificada en Cuba, por el propio Jorge Hank Rhon), la noche del 27 de enero de 1956, durante una cena en la casa del Profesor, en Toluca, su esposa la señora Guadalupe Rhon comenzó a sentir los primeros dolores de parto. En casa de los Hank estaban como invitados Fidel Castro y Camilo Cienfuegos.
Jorge Hank Rhon lo contó así: “El 27 de enero de 1956 estaban cenando en la casa mi papá, Fidel Castro, creo que el Che Guevara, mi tío y dos o tres personas más. En ese momento mi mamá se fue al hospital para tenerme; ¡nací el 28 a la una de la tarde!”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario