lunes, 20 de junio de 2016

DOMINGO ROJO EN OAXACA



–Nuño insiste en no negociar hasta que no se acepte por completo la reforma educativa.

CDMX.- El tirano de la élite educativa Aurelio Nuño, quien asegura que será respetuoso de lo que dicta la Constitución y como la Reforma Educativa se encuentra bajo el amparo de, entonces no le interesa ninguna negociación sin que antes se acepte en su totalidad la mal llamada reforma educativa. El desalojo que inició cerca de las 08:00 horas del día de ayer domingo 19 de junio, se llevó a cabo por elementos de la policía federal con armas de fuego de corto y largo alcance, balas de goma y gases lacrimógenos.
De ese brutal desalojo, hay un saldo de 8 muertos, más de 100 lesionados leves, 35 heridos de bala, aproximadamente 25 detenidos y 22 desaparecidos, según datos preliminares que ha dado a conocer la radio comunitaria Tu un Ñuu Savi (Palabra del Pueblo de la Lluvia) desde Huajuapan, Oaxaca.
Aurelio Nuño quiere imponer la reforma educativa, sembrando delitos que lindan entre lo ridículo y chusco, tales como el robo de 10 mil libros de texto gratuito, sí GRATUITO, lo que seguramente alcanza para fincar autos de formal prisión a líderes de la CNTE, agredir a maestros y padres de familia, asesinar a maestros y periodistas y por si fuera poco, impedir que médicos y enfermeras atiendan a los heridos, a menos que sean uniformados. Para eso, el Hospital de Nochixtlán fue rodeado por la policía federal y no se permitió el acceso a los heridos, los cuales fueron llevados a la Parroquia de la Asunción, para recibir los primeros auxilios por vecinos de la ciudad oaxaqueña.
La CNTE dio a conocer que entre los fallecidos se encuentran: Antonio Pérez García, estudiante de secundaria; Andrés Aguilar Sanabria profesor de educación indígena, de 23 años; Yalid Jiménez Santiago, de 29 años; Óscar Nicolás Santiago, de 22 años; Anselmo Cruz Aquino, comerciante de 33 años de edad; Jesús Cadena, un estudiante de 19 años y Elidio Ramos Zárate, reportero del diario regional El Sur, que se edita en la región del Istmo de Tehuantepec, quien fue ejecutado a balazos este domingo en el crucero de la ciudad de Juchitán, junto con otra persona y una tercera resulto herida.
Se sabe que el periodista cubría la fuente policiaca y recibió disparos en la cabeza que le ocasionaron su muerte, mientras que la otra persona falleció cuando lo trasladaban al Hospital Civil de Juchitán.
Por otro lado, el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo Cevallos, en un primer informe aseguró que grupos radicales se infiltraron en las protestas y que fueron ellos los responsables de los disparos tanto a maestros a los elementos de la PF,
Rechazó categóricamente que se tratara de policías y aseguró que un notario certificó que los policías que llevaron a cabo el desalojo en Nochixtlán solo estaban uniformados, vestían tolete, casco y que ninguno portaba arma de fuego. Sin embargo, horas más tarde en una rueda de prensa Galindo Cevallos dijo que “sí hubo personal de la Policía Federal (PF) con “armas de cargo”, pero ya muy al final del evento” –aseveró.

Para tener información de primera mano, se recomienda seguir el enlace de la Radio Comunitaria Tu un Ñuu Savi (Palabra del Pueblo de la Lluvia) que transmite en vivo desde las instalaciones de la Esc. Normal Experimental Huajuapan. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario