viernes, 6 de mayo de 2016

PEMEX NO PUEDE SER JUEZ Y PARTE –Opinión pública-



De acuerdo con la reciente declaración que hizo Jorge Itzal Martínez Herrera, encargado de la Dirección de Transformación Industrial de Petróleos Mexicanos (PEMEX), donde aseguró que el 80% de la gasolina que importa PEMEX proviene de EU, cumple con las normas vigentes y por lo tanto es falso que los índices de contaminación de la Megalópolis se deban a que se importan gasolinas altamente contaminantes; los comentarios de una ciudadanía que ha sido llevada al hartazgo, no se hicieron esperar.
Para variar, PEMEX a través de su página de internet, asegura que “las gasolinas que se distribuyen en la Zona Metropolitana del Valle de México, cuentan con controles de calidad estrictos y cumplen con la normatividad ambiental”
Las opiniones más sobresalientes convergen en un solo sentido, -ya que es vergonzoso saber que México siendo productor de petróleo, importa gasolina; es intolerable que el gobierno pretenda seguir engañando a la ciudadanía, con programas que simplemente son recaudadores de dinero como el programa hoy no circula, ya que no ofrece datos fehacientes respecto a la emisión de contaminantes por parte de los vehículos que circulan o dejan de circular según su engomado, ya que además en éste rubro también se contemplan los autos nuevos. Las declaraciones del funcionario, también exhiben que los centros de verificación son obsoletos, toda vez que existe el “brinco” para obtener el permiso de circulación y eso definitivamente entorpece los estudios que pretendan hacerse sobre la cantidad de vehículos que contaminan el ambiente de la megalópolis.
Los hechos, conviene la opinión pública, son irrefutables: LA GASOLINA ES DE BAJA CALIDAD.
Campañas ecologistas invitando a que se mejore la calidad de la gasolina, van y vienen sin resultado, debido a que PEMEX miente, sobre la procedencia del combustible y sobre si cumple o no con la Norma Oficial Mexicana (NOM) ya que curiosamente, es PEMEX quien certifica la gasolina que compra. Saber de dónde viene ya no es relevante, el resultado está a la vista de todos, se trata de un producto de pésima calidad que contamina nuestro ambiente y provoca severos daños a nuestra salud, lo cual deriva en un problema mayor, ya que el sistema de salud en nuestro país, no es el propiamente adecuado ni suficiente para cubrir las necesidades que la sociedad requiere.
Por otro lado, surge la pregunta obligada, ¿si de verdad la gasolina cumple con la NOM, por qué no se muestran los estudios que así lo señalen? En ese sentido, el silencio de Martínez Herrera obliga la diseminación de comentarios que aseguran
Se está importando gasolina básica sin agregarse etanol, razón suficiente para bajar el precio de la gasolina en México la cual dista mucho de la calidad al agregarse por lo menos 10% de etanol. Pemex deberá nuevamente invertir en agregar Etanol o adquirir gasolina ya con mezcla de etanol por lo menos del 5%. Las estrategias paliativas como el doble hoy no circula ya no deben continuar. Se sabe que en California la norma es 10% de etanol mientras que para oxigenar las gasolinas en México la bajaron de 5% a 2%
Entonces; si no es la gasolina culpable de la contaminación, los ingenieros automotrices son los culpables de no controlar las emisiones contaminantes; interesante hipótesis.

NOTA DE REFERENCIA:
Imagen de la red 

No hay comentarios:

Publicar un comentario